Usuario

31 JULIO 2017

En verano, cuida tu ortodoncia y la salud de tu boca

En verano, los hábitos alimenticios y de higiene se ven alterados debido a la relajación de la rutina diaria, a los viajes, al mayor número de comidas fuera de casa o entre horas, etc. lo que, sumado al incremento de las temperaturas, puede acabar afectando a la salud bucodental y, en particular, al tratamiento de Ortodoncia.

Unas sencillas recomendaciones básicas te ayudarán a llegar al final del verano con tu boca y tu ortodoncia en buenas condiciones.

  1. Intensifica tu higiene bucodental, pues con la llegada de la época estival los hábitos cambian y, junto con las altas temperaturas, puede provocar la proliferación de bacterias bucales, generando un aumento de patologías como la caries y la gingivitis, que pueden causar halitosis, sangrado de encías o hipersensibilidad dental. Especialmente si llevas brackets, recuerda que una mala higiene oral puede repercutir negativamente en el tratamiento de ortodoncia.
  2. Hidrátate y bebe dos litros de agua al día para el correcto funcionamiento del organismo y para prevenir enfermedades.
  3. Sigue una dieta saludable, y toma alimentos con alto contenido hídrico como verduras, hortalizas y frutas (melón o sandía) ayudan a cuidar la salud y evitan que se produzca un aumento de la densidad de la saliva.
  4. Evita alimentos pegajosos o duros y nunca muerdas directamente con los dientes delanteros, sobre todo si llevas brackets, pues te arriesgas a que se despeguen.
  5. Disminuye el consumo de alimentos y bebidas azucaradas, como los refrescos, alcohol y helados, porque elevan los niveles de ácidos que dañan el esmalte y pueden provocar caries. 
  6. Protege tu boca si practicas deporte con un protector bucal y presta especial cuidado ante posibles impactos si llevas brackets.
  7. La protección solar en los labios es importante, ya que previene el cáncer en esta parte de la boca. 
  8. Sigue las instrucciones de tu ortodoncista y no dejes de ponerte los elásticos; llévalos contigo, ya que son fundamentales para conseguir una correcta oclusión. De no hacerlo, solo conseguirás retrasar el tratamiento.
  9. No te olvides de tus férulas de ortodoncia o de descarga y si sales de viaje, no las dejes en casa, pues a la vuelta puede que ya no ajusten. Llévalas las horas que te haya indicado tu ortodoncista y consérvalas limpias para que estén libres de gérmenes y de malos olores.
  10. Soluciona los problemas de tus aparatos: si se acaban tus elásticos, un alambre o banda se suelta, un bracket se despega, etc., llama de inmediato a la consulta de tu ortodoncista. No esperes hasta la próxima cita.

No olvides los cuidados de tu boca durante el verano porque de lo contrario, podrás llevarte una desagradable sorpresa a la vuelta de las vacaciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.CERRAR